Sigue estos consejos para tener una sublimación de buena calidad

Sigue estos consejos para tener una sublimación de buena calidad

Puedes conseguir todo lo necesario para sublimar en cualquier artística, tienda de productos de arte, artística mayorista o mayorista de productos de arte.

Mirá los productos de sublimación que tenemos en Artec: https://bit.ly/2qZZbeN

Tener un resultado perfecto en la impresión por sublimación requiere algo de práctica y para adquirir todos los conocimientos obtenidos por ensayo y error. Pero aprendiendo de los conocimientos de otros se puede obtener un resultado mucho mejor, mucho más rápido. Es por esto que te traemos aquí una recopilación de consejos que te ayudarán a aprender antes de lanzarte a la práctica.

Lo que se necesita para sublimar es una imagen impresa, un objeto para sublimar, y una máquina que permita hacerlo. Un error común es no colocar la superficie impresa del papel en contacto con la superficie a estampar, por lo que si deseas que una imagen esté al derecho deberás imprimirla al revés.

El papel impreso con la imagen se coloca en la plancha transfer, sin cerrarla, durante poco menos de un minuto para eliminar la humedad que pueda haber absorbido, ya que de no hacerlo podría ser contraproducente. Puede que en este paso el color de la imagen se pierda un poco, pero no hay nada por lo que alarmarse, ya que en la transferencia por calor se arreglará el ajuste de color.

Si el soporte sublimable tiene una película plástica en la cara sublimable, esta película debe ser retirada antes de iniciar el proceso de sublimación. Si ya has retirado otra película anteriormente, no la deseches y utiliza el lado pegajoso de la misma para que se adhiera a la película de este nuevo soporte, de esta manera podrás retirarla con más facilidad.

Algo que se debe tomar en cuenta para tener un resultado óptimo es ampliar el donde del diseño unos milímetros para que sea más grande que producto sublimable, así como sostener el papel con cinta adhesiva para que no se deslice y no haya doble imagen. Comprueba siempre también que la superficie se encuentre limpia y regular.

Siempre intenta esperar hasta que el producto se haya enfriado luego del proceso de sublimación para retirar el papel de sublimación. De esta manera evitas las llamadas sombras que harán ver mal a tu pieza.

Se suele recomendar que la temperatura de la plancha de sublimación esté ajustada a doscientos grados centígrados, y que su presión esté entre el nivel medio y el fuerte. Por esto es que también se recomienda usar guantes térmicos siempre que se vayan a retirar los objetos sublimados de la plancha.

Los tiempos varían con el material, y pueden ser consultados generalmente en una ficha técnica provista por la empresa. De igual manera este es uno de esos puntos que depende más que nada del ensayo y error, ya que generalmente habrá que dejar el producto unos segundos más o unos segundos menos.

Si lo que buscas es personalizar con imágenes objetos como muebles, camisetas, tazas, bien sea en materiales textiles, cerámicos, metálicos, plásticos, entre tantos más, la sublimación es la técnica ideal. Imprime tus recuerdos favoritos, tus pasiones, y piérdele el miedo a las técnicas un poco más profesionales, que con un poco de práctica y paciencia se pueden conseguir resultados asombrosos.

Share this post